En la  Construcción OFFSITE los elementos destinados a la edificación no se construyen in situ en el lugar de la obra, sino que se crean en fábrica para posteriormente ser  transportados hasta el lugar de edificación y ser ensamblados en el menor tiempo posible.
Se trata de un sistema en el que se plantea la construcción como un todo desde el diseño hasta la producción.

Esta fabricación «fuera de obra» de los elementos, ya sean módulos enteros del edificio como por ejemplo los baños, o partes concretas, como  los muros, suponen una diferencia fundamental respecto a la construcción tradicional, donde todo se crea a pie de obra.

La construcción Offsite busca aumentar la productividad, la seguridad laboral y reducir el impacto ambiental de la obra, a través del uso de tecnologías y la reducción del trabajo directo en el sitio siguiendo diseños estandarizados.

La estandarización en el diseño

Desde el diseño este tipo de construcción trabaja pensando en la optimización de los recursos para su ejecución y por ello busca la estandarización de medidas y componentes. Esta estandarización no significa que todos los edificios tengan que tener una misma expresión arquitectónica.

La estandarización  mejora la productividad en la oficina técnica, aunque en principio puede ser una tarea más larga al momento de definir los criterios de estandarización, finalmente, se obtienen importantes beneficios en su implementación.

¿Cuáles son las ventajas de la construcción industrializada Offsite?

Las características antes mencionadas hacen de la edificación industrializada un sistema de construcción con múltiples ventajas frente a la obra “tradicional”; no sólo es una construcción más rápida, sino que además es  más segura al trabajar los operarios  bajo condiciones más controladas. En una fábrica  es más fácil velar por que se cumplan las medidas de seguridad y  los trabajadores no están a expensas de la climatología.

Son más sostenibles medioambientalmente al reducirse la generación de residuos.

Cuentan con una mayor precisión y calidad en los acabados debido a que es más fácil realizar una trazabilidad completa de todo el proceso productivo, controlando la calidad y la eficacia y aplicando métodos de gestión más eficientes allí donde se produzcan fallos  y mejorar la rentabilidad.

Todo esto se traduce en una calidad más alta de los elementos creados, muy por encima de la que se consigue con una construcción in situ en la obra tradicional, lo que resulta en un mejor servicio al cliente final, al que se le ofrece un producto mejor pero ejecutado en menos tiempo y con el aliciente de una mayor eficiencia energética y sostenibilidad medioambiental, logrando reducciones de las emisiones de CO2 con respecto a los métodos tradicionales.

Medgón forma parte de la asociación Española Offsite Construction Hub . Un espacio en el que profesionales y empresas se unen para fomentar el aprendizaje y la promoción del modelo constructivo industrializado en España, a la vez que se dan respuesta a los retos y desafíos del sector de la construcción, fabricación y producción Offsite.

Estíbaliz González (Medgón Passivhaus)