Carpinterías de altas prestaciones  y una correcta instalación de las mismas, son claves para lograr la máxima eficiencia energética en las viviendas Passivhaus.

La colocación de las ventanas, los elementos de aislamiento y la optimización de puentes térmicos son fundamentales para poder lograr el aislamiento térmico/acústico  y así conseguir la máxima eficiencia energética.

Hay que tener un especial cuidado en el montaje de éste tipo de ventanas, pues es más complejo que en otros sistemas convencionales debido a  los elementos de fijación y sellado que se emplean. Se utilizan cintas de hermeticidad al aire, espumas de alta elasticidad,  cintas expansivas,  calces adecuados y sistemas de fijación; sin olvidar las láminas de vapor,  membranas impermeables  transpirables y  láminas EPDM.

Todos estos materiales son fundamentales para asegurar la completa hermeticidad o estanqueidad al aire así como la rotura de puentes térmicos.

La colocación y montaje de éste tipo de carpinterías varía del tipo de ventanas: Fijas, oscilo-paralelas con varias hojas, ventanas balconeras, puertas y ventanas correderas, puertas de entrada, etc. Una correcta instalación es fundamental para poder pasar con éxito la prueba blowerdoor.

En MEDGON industrializamos todo tipo de edificios, y las carpinterías salen a obra colocadas desde fábrica. Disponemos no sólo de los conocimientos que requieren éste tipo de carpinterías, sino también de la experiencia que nos avala como una de las empresas líderes en el sector.

 

Miguel Angel Seco ( Medgón Passivhaus)