Puedes dormir mejor … Sabes cómo?

Share Button

 

El dióxido de carbono no es un problema global, sino también individual.

El dióxido de carbono es una sustancia nociva que se concentra en los lugares cerrados, y que produce falta de concentración, fatiga y dolor de cabeza.

Cuando una habitación está cerrada durante varias horas, por ejemplo mientras dormimos, se acumula dióxido de carbono y el aire queda “viciado” a medida que pasan las horas.

Dormir con un aire limpio de partículas hace que descansemos mejor. Según un estudio realizado por biólogos españoles, la concentración de CO2 en una habitación por la noche con la puerta cerrada puede llegar a 1500 partículas por millón, considerado un valor extremo y perjudicial para nuestra salud.

Cuando los niveles de dióxido de carbono son más bajos, el sueño es más profundo, se descansa más y se dan menos episodios de insomnio.

Si te cuesta dormir bien, ventilar la habitación por la noche puede ser la clave para este problema, pero en pleno invierno es un riesgo abrir por la noche para ventilar, ya que nuestra habitación bajará bruscamente de temperatura y en unas horas tendremos de nuevo una alta concentración de CO2 en nuestro dormitorio. ¿Entonces qué podemos hacer?

La solución es un sistema de ventilación, que renueva el aire de la vivienda de manera que estamos respirando aire limpio, y hace que nuestra casa tenga una menor concentración de dióxido de carbono ya que este sistema equivale a ventilar nuestra vivienda 10 min a la hora.

Medgon, fabrica casas que incluyen este sistema de ventilación como pilar fundamental en su construcción, entre otras numerosas ventajas.

¿Te animas a conocernos?

 

Raquel Conde ( Medgón Passivhaus)

Share Button

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *