Que no nos den estándares por certificado Passivhaus

Share Button

Estamos en un momento de despegue de la construcción en el que se pone mucha importancia a la edificación eficiente en consumo de energía.

Este planteamiento, que ya lleva varias décadas en Europa, por fin aterriza en nuestro territorio y cada vez va tomando más fuerza, pues el cliente ha entendido, que esa, es la nueva exigencia que debe solicitar en el futuro proyecto de inversión de su hogar.

Términos como, construcción bioenergética, ecoeficiente, de bajo consumo, con “estándares Passivhaus” … los vemos en cualquier anuncio de inmobiliarias o promociones, que lejos de darnos un dato exacto de eficiencias o ahorros energéticos, lo diluye en unas palabras sin cuantificar,  pero con gran gancho publicitario

En Medgón siempre hemos asesorado al cliente que asegure la inversión de su casa con el certificado Passivhaus, que es uno de los mejores certificados cuantificados energéticos y, de calidad a nivel mundial, con gran exigencia en sus planteamientos desde el principio, hasta el final del proyecto.

Toda esas exigencias que pedimos viene detallada, desde el inicio, en el Paquete de Planificación PassivHaus( PHPP), que es la herramienta clave en la proyección de una casa pasiva y que será la base de la verificación de los estándares de la Casa Pasiva

De su uso se obtiene:

-La demanda anual de calefacción y máxima carga térmica

-Confort térmico en verano con refrigeración activa y pasiva y carga máxima de enfriamiento

-Demanda de energía primaria anual del edificio

-Dimensionamiento de los componentes individuales, (Componentes de construcción, carpinterías, sombreado, ventilación, aislamientos…)

-La verificación de la eficiencia energética como concepto de construcción en su totalidad…

Una misma casa en un mismo lugar, tendrá unos diferentes cálculos si es para una persona sola o para una familia numerosa, y diferirá también, dependiendo de las coordenadas geográficas y orientación en donde se edifique dicha casa, para una misma familia.

Materiales y procedimientos siguen una exhaustiva labor de seguimiento, desde el  inicio del proyecto, para asegurar al cliente, que lo que ha contratado, en materia de ahorros energéticos, es lo que se le entregará al final de la obra, teniendo un Certificado que acredita, que todo se ha hecho como se ha contratado.

Como se ve, poner una envolvente, colocar buenas carpinterías y un sistema de ventilación, con estándares Passivhaus, no es garantía de tener una casa Pasiva, si no se ha llevado el riguroso estudio previo, cálculos PHPP y seguimiento de la obra, que este tipo de construcción requiere.

Es bueno pedir, y exigir, el certificado oficial Passivhaus y que no se quede en un simple “bajo estándares Pasivhaus”, que eso, lo aguanta todo.

Por todo esto, que no nos den estándares, sino certificado PassivHaus…exijámoslo!

 

Share Button

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *