Bioconstrucción e Industrialización para el Hospital Oncológico de Aranda de Duero

La bioconstrucción con el uso de materiales naturales y respetuosos con el medio ambiente y la contrucción insdustrializada han sido primordiales para la ampliación del Hospital de Día Oncológico de Aranda de Duero, en Burgos.

El nuevo Hospital de Día Oncológico de Aranda de Duero

En primer lugar, es importante que recordemos que, hasta hoy, los servicios para tratamientos de oncología en Aranda de Duero se realizaban en un barracón metálico.

Este, además de resultar pequeño, tenía la desventaja de que no resultaba confortable para las personas que iban a ser tratadas. Tengamos en cuenta que esta terapia reviste una cierta complejidad: son tratamientos duros y, si en un hospital siempre se prioriza el bienestar del paciente, aquí mucho más.

La industrialización de edificios modulares con estructura de madera aporta varias ventajas, como más seguridad en la obra para los trabajadores y rapidez en la ejecución. La Biocosntrucción aporta un confort extraordinario a las personas usuarias del edificio.

En marzo de 2018, se han  inaugurado las nuevas estancias diseñadas por dos arquitectos de Parra-Müller que han sido industrializadas por Medgón siendo una referencia para el sur de la provincia.

Estas son las ventajas principales que ostenta:

Espaciosidad

La construcción ha sido concebida para albergar todos los tratamientos oncológicos en el sur de la provincia de Burgos, sin necesidad de realizar desplazamientos a la capital y ha ampliado su superficie. Hay que tener en cuenta que, si bien en 2010 el número de pacientes tratados ascendía a 415, en 2017 fueron 1609, por lo tanto, ampliar la superficie de tratamiento era imperativo.

Armonía

El centro de día está construido con una estructura de madera y enfocado hacia la ribera del río Duero para que el paciente se encuentre mejor en un entorno en el que, en ocasiones, tiene que estar varias horas. El entorno influye, y mucho pues  construcción armónica con el entorno contribuye al éxito de las medidas terapéuticas que se aplicarán.

Conclusión

En nuestra empresa, Medgón, estamos comprometidos con el medio ambiente y con la armonía del entorno. El éxito del nuevo Hospital Oncológico de Día de Aranda de Duero marcará tendencia en otros edificios.

Contacta con nosotros y te informaremos con más detalle.

Aquí encontrarás más fotos del proyecto

 

Bioconstrucción e Industrialización para el Hospital Oncológico de Aranda de Duero Bioconstrucción e Industrialización para el Hospital Oncológico de Aranda de Duero Bioconstrucción e Industrialización para el Hospital Oncológico de Aranda de Duero Bioconstrucción e Industrialización para el Hospital Oncológico de Aranda de Duero

Pabellón Oncológico

 

Guillermo Allegrini , responsable de la certificación de una “casa pasiva” en España

Noticia vía http://www.lacapitalmdp.com

El arquitecto marplatense Guillermo Allegrini López es el primer profesional extranjero en lograr una certificación del Instituto PassivHaus de Alemania, por una casa construida en el pre Pirineo Catalán.

Allegrini López, egresado de la Universidad Nacional de Mar del Plata, emigró en el 2001 y actualmente vive en Castelldefel.

Hasta el momento, en España, hay solo 16 casas certificadas con este estándar, hay dos en Chile, una en Brasil, otra en Perú y dos en México. En Argentina no hay ninguna. El marplatense definió la posibilidad de desarrollar este concepto como “un logro personal muy importante” y brindó todos los detalles del proyecto.

Qué es una casa Pasiva?

– ¿Qué implica diseñar y construir una “casa pasiva”?

– El concepto de casa pasiva o sustentable se utiliza para decir que la vivienda consume muy poco o casi nada de energía para su funcionamiento e incluye la electricidad, el gas, el agua, la calefacción y la refrigeración” explicó.

– ¿Cómo se involucró en el proyecto?

– Joan y Gemma (un matrimonio de 75 y 73 años) de la ciudad de Vic me encargaron una casa que responda las siguientes necesidades: que pueda cumplir sus necesidades y que cuando sus hijos y nietos quieran pasar las vacaciones o un fin de semana tenga comodidad para ellos; que amigos de la misma edad puedan visitarlos y quedarse en un dormitorio de visitas en planta baja; que respete consignas del Feng Shui; y que sirva como ejemplo para que la gente tome conciencia que se puede vivir en armonía con el entorno sin causar un impacto físico ni energético.

– ¿Qué implica certificar la casa?

– Si bien el certificado tiene requisitos amplios y rigurosos, los sintetizo en seis puntos básicos: la hermeticidad de la envolvente (paredes exteriores); la nulidad de puentes térmicos; una muy buena elección de ventanas y puertas exteriores; la correcta orientación a la cara del sol; una excelente aislación en las paredes, techo y suelo; y un equipo intercambiador de aire con recuperador de calor. Suena simple pero es muy complejo.

Aspectos importantes en una casa pasiva

– Involucra aspectos que van más allá del diseño y la construcción…

– Afecta el diseño de la vivienda y constructivamente es difícil respetar. Entran en juego los materiales con que se construirá la casa. Hay un abanico de alternativas en materiales tanto estructurales como de acabados, pero se pueden dividir generalmente en dos, los materiales naturales y los industrializados, dentro de estos encontramos los que emiten más emisiones de CO2 a la atmósfera y los que no. Cuanto menos emisiones, más natural, menos manufacturación y más próximo a su aplicación se encuentre mejor grado de calificación. Lo mismo sucede con los electrodomésticos que se pongan en la vivienda. Hay que sumar muchas “A”.
De esta forma, se trabaja para conseguir una casa que respeta su entorno, que utiliza materiales naturales, que puede justificar que ellos tienen una calificación energética eficiente de categoría A, que respete el estándar de la certificación.