Que no nos den estándares por certificado Passivhaus

Estamos en un momento de despegue de la construcción en el que se pone mucha importancia a la edificación eficiente en consumo de energía.

Este planteamiento, que ya lleva varias décadas en Europa, por fin aterriza en nuestro territorio y cada vez va tomando más fuerza, pues el cliente ha entendido, que esa, es la nueva exigencia que debe solicitar en el futuro proyecto de inversión de su hogar.

Términos como, construcción bioenergética, ecoeficiente, de bajo consumo, con “estándares Passivhaus” … los vemos en cualquier anuncio de inmobiliarias o promociones, que lejos de darnos un dato exacto de eficiencias o ahorros energéticos, lo diluye en unas palabras sin cuantificar,  pero con gran gancho publicitario

En Medgón siempre hemos asesorado al cliente que asegure la inversión de su casa con el certificado Passivhaus, que es uno de los mejores certificados cuantificados energéticos y, de calidad a nivel mundial, con gran exigencia en sus planteamientos desde el principio, hasta el final del proyecto.

Toda esas exigencias que pedimos viene detallada, desde el inicio, en el Paquete de Planificación PassivHaus( PHPP), que es la herramienta clave en la proyección de una casa pasiva y que será la base de la verificación de los estándares de la Casa Pasiva

De su uso se obtiene:

-La demanda anual de calefacción y máxima carga térmica

-Confort térmico en verano con refrigeración activa y pasiva y carga máxima de enfriamiento

-Demanda de energía primaria anual del edificio

-Dimensionamiento de los componentes individuales, (Componentes de construcción, carpinterías, sombreado, ventilación, aislamientos…)

-La verificación de la eficiencia energética como concepto de construcción en su totalidad…

Una misma casa en un mismo lugar, tendrá unos diferentes cálculos si es para una persona sola o para una familia numerosa, y diferirá también, dependiendo de las coordenadas geográficas y orientación en donde se edifique dicha casa, para una misma familia.

Materiales y procedimientos siguen una exhaustiva labor de seguimiento, desde el  inicio del proyecto, para asegurar al cliente, que lo que ha contratado, en materia de ahorros energéticos, es lo que se le entregará al final de la obra, teniendo un Certificado que acredita, que todo se ha hecho como se ha contratado.

Como se ve, poner una envolvente, colocar buenas carpinterías y un sistema de ventilación, con estándares Passivhaus, no es garantía de tener una casa Pasiva, si no se ha llevado el riguroso estudio previo, cálculos PHPP y seguimiento de la obra, que este tipo de construcción requiere.

Es bueno pedir, y exigir, el certificado oficial Passivhaus y que no se quede en un simple “bajo estándares Pasivhaus”, que eso, lo aguanta todo.

Por todo esto, que no nos den estándares, sino certificado PassivHaus…exijámoslo!

 

Menos del 1% de la construcción nueva en España cumple el estándar Passivhaus

Artículo publicado por www.elpais.com    Adelina Uriarte ( Presidenta de la Plataforma Passivhaus)

Mucho se está hablando de construcción Passivhaus y es, probablemente, porque la normativa europea sobre eficiencia energética ha provocado que tanto profesionales del sector inmobiliario y de la construcción como ciudadanos y administraciones públicas incrementen sus esfuerzos e interés por avanzar en la construcción de edificios energéticamente eficientes.

El hecho de que España tenga que trasponer la directiva europea 2010/31 sobre eficiencia energética, que exige a los estados miembros de la UE que todos sus edificios públicos sean Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN) a partir del 31 de diciembre de 2018 y que todos los edificios, sin excepción, lo sean a partir del 31 de diciembre de 2020, es sin duda un motivo clave para remarcar la importancia de la construcción eficiente.

especialistas passivhaus medgon

A pesar de la influencia que está adquiriendo esta forma de edificar, menos del 1% de los nuevos edificios construidos en España cumple con el estándar de eficiencia energética Passivhaus, el más exigente en límites de consumo energético de los que existen en el mercado.

Una construcción Passivhaus es un producto definido claramente, distintivo y consolidado, que aporta numerosos beneficios para el consumidor y para el medio ambiente.

Pero es importante alertar de que comienzan a darse con demasiada frecuencia ejemplos que se hacen pasar por tal sin serlo, ni haber cumplido los requisitos y prestaciones del estándar Passivhaus.

Una casa con certificación Passivhaus garantiza el consumo casi nulo de energía para la climatización, permitiendo un ahorro energético de hasta el 90% frente al de un edificio convencional.

Evita defectos o patologías en los edificios que propician la formación de condensaciones o mohos; alcanza excelentes niveles de confort térmico y una altísima calidad del aire interior.

Estructuras y cubiertas de madera mecanizada en kits

Además, disminuye sensiblemente la huella de carbono y otros daños ambientales derivados del derroche de energía y, aunque su coste de construcción puede ser ligeramente superior (entre el 3% y el 8%, en los peores casos) al de un edificio “no pasivo”, el coste global del edificio, al que sumamos el coste energético durante su vida útil, es más económico ya que esta diferencia inicial se amortiza entre los primeros 5 y 10 años de uso, dependiendo del tamaño de la edificación, gracias al elevado ahorro en la factura energética.

Durante los últimos 25 años el instituto Passivhaus se ha encargado de la monitorización exhaustiva de los edificios Passivhaus, lo que ha permitido demostrar y validar la garantía de calidad del estándar. Por otra parte, es importante obtener la certificación Passivhaus otorgada por un certificador independiente y autorizado porque es un mecanismo de garantía de calidad que asegura que tales requisitos se cumplen y solo así estará respaldada y recomendada por el Instituto Passivhaus y por la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP).

 

Una casa con certificación Passivhaus garantiza el consumo casi nulo de energía

Desde PEP reivindicamos la estandarización en España de la construcción de ECCN sobre la base del estándar Passivhaus que, aplicado el clima español, exige que la demanda de energía necesaria para calefacción y/o refrigeración sea menor o igual a 15kWh/m² al año y la energía primaria utilizada por la edificación no debe superar los 120kWh/m² al año. Garantiza además la casi total ausencia de infiltraciones de aire (igual o por debajo a 0,6 renovaciones/hora a 50 pascales).

En esta línea, gracias al colectivo de más de 500 asociados que conforman la Plataforma y todos aquellos que se sumen en el futuro, seremos capaces de continuar nuestra labor de reivindicar una legislación más exigente y divulgar, trasladar experiencias y conocimiento en el campo de la construcción eficiente tanto a administraciones públicas como a profesionales de la construcción y ciudadanos.

El socio de PEP representa a prácticamente toda la cadena de valor del sector inmobiliario y de la construcción. Si bien el perfil predominante (52% del total) es el de arquitecto, la Plataforma cuenta con el apoyo de profesionales diversos, entre otros, arquitectos técnicos, aparejadores, ingenieros o promotores y tiene presencia en toda la geografía española.

A través de este post animo a todos aquellos interesados en trabajar por la construcción energéticamente eficiente a que se sumen a nuestra Plataforma y contribuyan a difundir la necesidad de contar con estándares reconocidos en el campo de la construcción. Solo con el máximo apoyo de todos los implicados en el sector seremos capaces de lograr los objetivos marcados por Europa.

https://elpais.com/elpais/2017/09/11/alterconsumismo/1505136964_747241.html