Hablemos de Dinero … ¿Realmente es más cara una vivienda Passivhaus?

  • ¿Podemos permitirnos este tipo de inversión?
  • ¿Cuánto supone el incremento frente a una construcción tradicional?

Son las primeras preguntas que nos planteamos a la hora de decantarnos por unos de los dos sistemas de edificación, pero… ¿las estamos analizando bien?

Desde un punto de vista teórico conocemos las ventajas del estándar Passivhaus. Sabemos que nuestra vivienda Passivhaus será más confortable, sostenible, eficiente y con una óptima calidad del aire.

Aun así, el factor económico siempre está presente y en la mayoría de los casos es decisivo para tomar una u otra decisión. La pregunta clave es “¿cuánto más nos vamos a gastar?”

Para analizar bien este sobre coste debemos de tener en cuenta dos aspectos: la inversión inicial y el consumo energético anual.

 

Como podemos observar en el primer gráfico la inversión inicial en el estándar passivhaus supone un incremento del 10% frente a la construcción tradicional aproximadamente.

Por otro lado, debemos de tener en cuenta el consumo anual. Dependiendo del tipo de construcción se estima en:

  • 100 kwh: construcciones ejecutadas cumpliendo el Código Técnico de la Edificación.
  • 50 kwh: construcciones con calificación energética A+.
  • 30 kwh: construcciones de consumo casi nulo.
  • 15 kwh: construcciones passivhaus.

 Combinando estos dos conceptos podemos hacer una comparativa para ver en cuanto tiempo se produce la amortización.

Veamos un ejemplo:

 

*precios orientativos

A la inversión inicial que se realiza en cada caso, hay que sumarle el gasto por consumo energético anual. El gráfico nos muestra que en un periodo de unos ocho años hemos igualado costes y comienzan los beneficios, estando desvinculados de una hipoteca energética.

Después de analizar todos estos datos, ¿seremos capaces de plantearnos un cambio de mentalidad? Dejemos de hablar de “¿cuánto nos vamos a GASTAR?” y comencemos a pensar en“¿cuánto queremos INVERTIR?”

En Medgón somos expertos en la industrialización de viviendas Passivhaus. ¿Tienes un proyecto? Consúltanos

 

Vanessa Arnillas (Medgón Passivhaus)

Medgon ¡VIVIR EN PASIVO!

Medgon ¡VIVIR EN PASIVO!: Saludablemente confortable, confortablemente rentable

El mundo está sufriendo importantes cambios que notamos ya: sobrepoblación en regiones, cambio climático, contaminación, preocupación por la ecología, coste de las energías… que hace que también la sociedad, se vaya adaptando en su manera de afrontarlos, y con ello, a la elección del tipo de edificación en la que poder vivir, acorde con estos nuevos factores.

Todo ello hace que, a su vez, cambien el enfoque del cliente a la hora de comprar una vivienda, buscando casas más eficientes, ecológicas, eficaces, saludables…confortables.

Podríamos decir que se pasa de focalizar la decisión en el precio por metro cuadrado a la rentabilidad por metro cuadrado y confort por metro cúbico.

Si bien desde hace algunos años el precio por metro cuadrado de construcción de una vivienda de código técnico, con calificación energética A+ es más económica, en la inversión inicial, que una vivienda pasiva, (entre un 3-5%), hay que mirar también que, a la larga, hay una recuperación de esa inversión, a modo de “renta vitalicia anual“, por los ahorros energéticos obtenidos.

ahorro casa

Una de las características de este tipo de edificaciones es la de obtener el máximo confort en cualquier estación del año, sea cual sea la región de la tierra en la que se encuentre, pero de la mano de unos rendimientos energéticos muy superiores a los que están demandados en el código técnico.

Los ahorros pueden ser de hasta un 70% en energía y un 90% en calefacción; además del ahorro que supone unos plazos de entrega de unos 6 meses por estar industrializado el proceso de fabricación de la estructura.

Pero, al final, la mayor ventaja que vamos a apreciar al vivir en una casa pasiva, que hará que esa inversión inicial superior se olvide, es la de disfrutar de “nuestro espacio saludablemente confortable”, y de eso se encargará:

  • Una estructura de madera laminada
  • Una envolvente perfectamente calculada
  • Unas carpinterías de calidad plenamente integradas en la estructura
  • Un sistema de ventilación ponderado a esa superficie

El resultado, es una ausencia de puentes térmicos, corrientes internas, olores  y humedades, temperatura óptima todo momento, ausencia de ácaros, polvo, contaminación y polen gracias al continuo filtrado del aire que se respira… confort (lumínico, de ruidos, temperatura) y salud.

Una casa es la inversión de nuestra vida, es un gasto para el futuro y, por eso mismo, no podemos hacerlo pensándolo exclusivamente en el” hoy”. Los nuestros, lo más querido, se merecen una inversión pensando en el “mañana”, saludablemente confortable, y confortablemente rentable… ¡Vive en Pasivo!

vive en pasivo

PassivHaus, el sistema modular de mayor eficiencia energética

Los edificios industrializados bajo el estándar Passivhaus son fabricados a partir de módulos que poseen una eficiencia energética del 90 % , cumpliendo como mínimo el estándar de EECN o de energía casi nula. El rigor constructivo de a industrialización se consigue gracias al control por parte de los técnicos encargados de diseñar y de elaborar el proyecto, tanto en el modelado del diseño como en el montaje. El estándar Passivhaus es el más riguroso del mundo en cuanto en eficiencia energética.

Son las llamadas casas pasivas y están revolucionando el mundo de la construcción.

En MEDGON queremos darte las claves de su éxito para que puedas disfrutar tu también de este tipo de vivienda.

“ PassivHaus: industrialización a tu medida “
Características de esta clase de viviendas industrializadas por Medgón

Estructura de madera.

La estructura principal de este tipo de edificios se realiza con madera que puede ser de varios tipos y aislante de gran espesor. Gracias a su flexibilidad como material, su capacidad de adaptación y sucalidad la madera es una gran opción.

Con la llegada de la Industria 4.0 podemos incluir además otros tipos de materiales materiales y tecnología novedosa que están revolucionando la manera en la que no sólo construimos, sino también diseñamos viviendas industrializadas.

Ahorro ecológico, ahorro económico

Podemos invertir en una vivienda industrializada PassivHaus con la cual no sólo respetamos el medio ambiente, también respetamos nuestro bolsillo. Estamos invirtiendo en nuestra la salud y en la de nuestra familia. Al igual que cuidamos nuestra alimentación, también deberíamos de analizar y de elegir los materiales que nos protegen y dentro de los cuales pasamos gran parte del tiempo. Materiales naturales y que no sean nocivos para nuestra salud.

Este hecho no suele tenerse en cuenta cuando pensamos en construir una vivienda, sobre todo una casa tradicional.
Los edificios industrializados bajo el estándar Passivhaus también están pensadas para respetar al máximo el medio ambiente y poder aprovechar la naturaleza para ahorrar la energía que necesitamos para vivir en nuestro hogar.

Olvídate de la hipoteca energética

Si además de construir nuestra vivienda industrializada, pensamos en incorporar paneles fotovoltaicos, geotermia o aerotermia y elementos de ahorro energético en nuestro hogar, podremos llegar a tener una vivienda autosuficiente de una forma ecológica y económica a medio y largo plazo ya que conseguiremos dejar de sufrir la hipoteca energética o el coste energético que tenemos por vivir en nuestra casa.

Casas modulares, el futuro de las viviendas industrializadas

El mundo de las casas prefabricadas ha evolucionado hasta convertir a este tipo de vivienda, en el hogar de nuestros sueños. Se han convertido en casas sostenibles, domotizadas y de gama alta gracias a la construcción por módulos en PassivHaus.

Tiempo de fabricación y construcción

Este tipo de viviendas industrializadas pueden ser desarrolladas en un tiempo menor del que tarda una vivienda tradicional.
Esto ocurre debido a que cada pieza, cada parte, cada módulo está pensado para ocupar un determinado lugar en su ensamblado. Por lo que no sólo ahorramos en el tiempo de fabricación, sino que una vez construimos y ensamblamos esta vivienda industrializada vamos a tardar menos que en una casa tradicional. También la seguridad en obra es mayor y son menores los residuos generados.

Viviendas selladas, aisladas y con gran calidad del aire interior

Unos de los principios del Passivhaus es la estanqueidad, por lo tanto estas viviendas son estancas al aire debido a su riguroso sellado. Cuentan con un sistema de ventilación con recuperación de calor que permite que el aire interior sea puro. En la mayoría de los casos, gracias a un buen planteamiento del proyecto y optimización de los recursos naturales del entorno de la vivienda, no es necesaria una calefacción externa, y de ser necesaria el consumo será mínimo. Son viviendas con un gran aislamiento, que nos proteja tanto del frío como del calor.

Las viviendas industrializadas son el presente de nuestro futuro

Gracias a todas estas características no solamente podemos construir nuestra propia casa. También podemos utilizar este mismo planteamiento para diseñar y construir edificios con un coste económico asequible y conciencia ecológica. La gran calidad de los materiales y todo el proceso de planificación que existe antes de construir este tipo de vivienda permite:

  • Ahorrar materiales.
  • Ahorrar tiempo.
  • Ahorrar dinero.

Por todos motivos y más que puedes descubrir en nuestro blog, podemos decirte que las casas industrializadas son tu mejor opción hoy.

Si quieres más información sobre viviendas industrializadas PassivHaus no dudes en compartir este post y estar atento a nuestro blog en MEDGON para descubrir las últimas noticias sobre esta tecnología que está revolucionando el mundo y conocer cómo puedes construir tu propio hogar sostenible.